El arte del networking efectivo Marta Morales Castillo periodista community manager experta en redes sociales blog curiosidades social media copy

La capacidad de conectar con las personas es una de las habilidades más importantes que pueden aprenderse. Cada persona que conoces es una oportunidad para ayudar y ser ayudado. Todo se reduce a una simple ecuación: en función de lo que des, se determinará lo que recibas a cambio. Ya lo decían los romanos: “Do ut des” = “Da y recibirás”.

¿Quién no ha oído la expresión de “estar en el sitio adecuado en el momento adecuado”? Muchos son los que querrían que se les cumpliera esta premisa, pero pocos son los que la obtienen. Al resto de mortales sólo les queda labrarse ese destino. ¿Por dónde empezar? Por la base de cualquier relación: los intereses comunes.

Escuchar es una habilidad crucial para el networking. Cuando conozcas a alguien con quien desees establecer una relación, haz el esfuerzo de asegurarte que no quedas olvidado. La dinámica para crear una relación requiere tiempo, ya que sólo con el tiempo se puede ganar la confianza de alguien. En términos laborales, no esperes a estar sin trabajo para empezar a conectar con los demás. Debes crear una comunidad de contactos y amigos antes de necesitarla. ¡Avánzate! Así podrás crear tu marca personal con éxito.

Recientemente he leído el magnífico libro “Nunca comas solo”, de Keith Ferrazi. Se trata de un auténtico manual sobre cómo desarrollar un networking efectivo entre tus contactos. En él, se expone que las personas con las que intentas crear una nueva relación deben ver u oír tu nombre por lo menos en tres medios (por ejemplo: un email, una llamada o un encuentro) hasta que haya un reconocimiento. En cualquier interacción que realices, debes mostrar credibilidad y seguridad. Tal y como afirma Ferrazi, nadie te “comprará” si no inspiras confianza. Así que trata de diferenciarte para crear una (buena) primera impresión.

Conectar es un proceso constante de dar y recibir, de pedir ayuda y ofrecerla. Hoy en día nos necesitamos los unos a los otros más que nunca. Por ese motivo te ganas la confianza de los demás no preguntando qué puede hacer la gente por ti, sino qué puedes hacer tú por la gente.

Según la ley de la probabilidad, cuanta más gente conozcas, más oportunidades tendrás y más ayuda recibirás en los momentos difíciles de tu carrera. Según Ferrazi, hay que considerar lo de conocer a gente nueva como un reto y una oportunidad. Y más aún si dichas personas son de distintas profesiones y niveles sociales. Hay que ver la comunicación con los demás como una manera de explorar, aprender y enriquecer tu vida; pero también la de los demás.

Siempre hay que intentar incluir a otros en lo que uno hace. Es bueno para ellos y para ti a la hora de ampliar el círculo de contactos/amigos. Cuantas más conexiones desarrolles, más oportunidades tendrás de generar otras nuevas. Y es que, tal y como afirma Ferrazi en su libro: “una red [de contactos] es como un músculo; cuanto más la usas, más grande se hace”.

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestGoogle+Email to someone

Periodista, Community Manager y Blogger. Especialista en redes sociales, marca personal y marketing digital. Desarrollo de estrategias y branding on-line de marcas, instituciones y profesionales. ¿Hablamos?