foto perfil twitter blog curiosidades social media marta morales Cuando alguien se da de alta por primera vez en Twitter y no ha subido una foto a su perfil, Twitter le otorga por defecto la imagen de un huevo. La variedad cromática del color de fondo es amplia: azul, verde, amarillo, naranja, rojo… Pero el paralelismo con la realidad es el mismo: uno no rompe el cascarón hasta que está listo para ver el mundo.

¿Moraleja? Tu cara de huevo dice a la comunidad de twitteros que todavía eres nuevo y que aún no controlas muy bien esta red social. En una fase inicial no pasa nada, pues a todos nos han otorgado esa imagen por defecto. Pero si vienes para quedarte lo más aconsejable es que tu imagen de perfil se asocie a tu persona. En el post que escribí sobre la importancia de la foto de perfil en redes sociales ya hice alusión a la (cada vez más obligatoria) necesidad de configurar tu marca personal. Y, sin duda, tu imagen de perfil en Twitter también juega un papel crucial en este sentido.

Si quieres hacer un uso profesional de esta red social y conseguir más seguidores (ya sea porque estás buscando empleo, quieres prosperar profesionalmente o por cuestiones laborales), estaría bien que rompieras el huevo lo antes posible y echaras a volar. Esta metáfora es aplicable al resto de canales sociales, pues sólo practicando y cometiendo errores es posible aprender de forma efectiva. No tengas miedo a ser un recién llegado, piensa en todo el potencial que te queda por descubrir y en lo mucho que puedes experimentar mientras tanto. ¡Ánimo!

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestGoogle+Email to someone

Periodista, Community Manager y Blogger. Especialista en redes sociales, marca personal y marketing digital. Desarrollo de estrategias y branding on-line de marcas, instituciones y profesionales. ¿Hablamos?