reciclaje profesional reorientacion laboral marta morales periodista community managerSopesar opciones, ponerse metas -alcanzables-, no desfallecer ante los obstáculos, aprender de los errores, creer en ti y decidir la mejor opción. No es tarea fácil, pero en muchas ocasiones nos encontramos en alguna de estas situaciones.

Los juicios internos severos pueden llegar a resultar altamente dañinos. Por eso hay que dejar atrás los errores, la impaciencia, el autoreproche, la crítica, la queja y la disconformidad. A la hora de tomar una decisión hay que hacerlo seguridad, determinación y, por supuesto, apechugar con las consecuencias (para bien o para mal).

Un cambio viene dado, en la mayoría de las ocasiones, tras la toma de una decisión (inmediata o meditada). No siempre nuestra elección será la correcta, por muy buena que sea nuestra intención, pero el paso que hemos dado para promover un cambio es lo que nos mueve, lo que nos hace aprender y, en consecuencia, lo que conforma nuestro background.

El poder de la actitud en ese proceso de cambio radica en la perseverancia. Mantener un propósito confiando en tus capacidades hará que tengas el poder de crear tu propia suerte. Así lo vimos en el post “las convicciones del pensamiento ganador“.

Hay que contemplar el poder decidir como un privilegio. En un entorno global en el que muchas situaciones son impuestas, la opción de ser los dueños de nuestras propias decisiones nos hace dar lo mejor de nosotros mismos. Y esa es, sin duda, la mejor baza con la que contamos. ¡Ánimo con ello!

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestGoogle+Email to someone

Periodista, Community Manager y Blogger. Especialista en redes sociales, marca personal y marketing digital. Desarrollo de estrategias y branding on-line de marcas, instituciones y profesionales. ¿Hablamos?