Como se viste musicalmente una marca blog curiosidades social media marta morales
¿Quién no asocia la ciudad de Nueva York
a la mítica canción de Frank Sinatra New York New York? ¿Y quién no reconoce un producto tan sólo con escuchar la melodía de un spot publicitario? Sin duda, la música es un rasgo característico de una marca. Mucho más de lo que podamos llegar a imaginar…

El pasado viernes 22 de febrero fui a la charla “Estilismo musical”, organizada por Apple Store (en Paseo de Gracia, Barcelona). El acto tomó como ejemplo la cadena hotelera española Room Mate Hotels (precisamente conocía la firma porque me hospedé en el Room Mate Grace de Nueva York las pasadas navidades). Gorka Atorrasagasti, uno de los socios fundadores de la compañía, presentó la sesión y Alex del Toro, DJ y compositor donostiarra, fue el ponente de la charla.

room mate hotels

Este apasionado del buen ritmo es el encargado de poner música a la firma hotelera. ¿Cómo lo hace? Además de actuar en muchas de sus fiestas, elabora diferentes tipos de sesiones para la cadena (aquí podéis escuchar una muestra). Correspondientes a determinados momentos del día -mañana, tarde y noche-, estas sesiones se componen en Breakfast, Lounge y Club collections y representan a las diferentes ciudades en las que la cadena tiene al menos un hotel (como Miami, New York y Barcelona).

En estas sesiones, Alex del Toro sigue una línea musical creando un “sonido” Room Mate Hotels común específico, extrapolando la marca de forma conjunta en diferentes países, pero adaptándolo a las diversas ciudades con guiños musicales. ¿Cómo? Incluyendo canciones que nombren o hagan referencia a la ciudad en cuestión. Un par de ejemplos concretos para el caso de Nueva York: New York New York, de Frank Sinatra o Empire State of Mind, de Alicia Keys.

El momento del día influye y determina qué tipo de música apetece escuchar: una melodía relajante es ideal para un desayuno, un ritmo más urbano es apropiado para una cena y, para ir de copas, la música tiene que hacer bailar. Lo mismo sucede en los negocios: una música tranquila en un supermercado invita a comprar de forma sosegada, o en un centro de masajes ayuda a relajarse. Por el contrario, canciones discotequeras -a gran volumen- son propias de tiendas de ropa que, además, inducen al cliente a comprar de modo rápido (especialmente si están a punto de cerrar). ¡Todo está pensado!

Para que tu marca se asocie a un estilo musical concreto, es de vital importancia conocer tu público objetivo: edad, sexo, nacionalidad… Esos datos te harán reflexionar sobre qué música crees que escuchan y, teniendo en cuenta el tema de los derechos de autor, será posible acertar de lleno en esta estrategia de marketing corporativo.

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestGoogle+Email to someone

Periodista, Community Manager y Blogger. Especialista en redes sociales, marca personal y marketing digital. Desarrollo de estrategias y branding on-line de marcas, instituciones y profesionales. ¿Hablamos?