por que es tan importante redactar un extracto en linkedin. marta morales castillo, periodista, community manager, social media manager, redes socialesMás del 60% de los perfiles de Linkedin no incluye extracto; un breve párrafo explicativo que aglutina la esencia de nuestro perfil profesional. En su defecto, muchos optan por mostrar directamente su experiencia profesional perdiendo, así, una gran oportunidad para captar la atención desde el principio.

Un (buen) extracto de Linkedin vendría a ser una carta de presentación; una especie de tarjeta de visita que invita a una toma de contacto. Uno no puede esperar a que los demás miren tu perfil y se hagan una certera idea de tus habilidades, tus logros, tu trayectoria, tus puntos fuertes, tus aspiraciones… En definitiva, de cuál es tu marca personal. ¡Tienes que ser tú el que facilite esta tarea!

En el post titulado Cómo mejorar tu perfil en Linkedin ya expuse que el extracto es uno de los puntos más importantes de esta red social y, aún así, mucha gente no lo completa. Ya sea por desconocimiento, por las dudas que surgen a la hora de redactarlo o por la voluntad de pasar desapercibido, quien opta por no incluirlo (especialmente aquel que esté buscando trabajo) pierde una oportunidad única para que su perfil sea leído con más detenimiento.

Tal y como sucede con los currículums, alguien que no te conozca no dedicará más de 5-10 segundos a mirar tu perfil. Si un breve párrafo resume (con gancho) tu carrera profesional, ¿no crees que invitará a una lectura más detallada? De hecho, es la manera más efectiva de generar interés y potenciar tu personal branding. Que no te quepa la menor duda.

5 consejos para redactar un (buen) extracto en Linkedin

¿Qué digo?

En este punto, debes destacar en qué eres bueno, cuáles son tus puntos fuertes y qué áreas de tu sector dominas. La clave es humanizar tu perfil a la vez que especificas determinadas competencias profesionales.

¿Qué términos debería utilizar?

Todos somos buenos en algo; ya sea por nuestra experiencia, por nuestro conocimiento sobre determinados temas o por aspiraciones que queramos desarrollar. En este sentido, términos como “experto” o “especialista” (en un ámbito de tu profesión) ayudan a configurar una visión más específica de tu perfil.

¿Qué extensión es la aconsejable?

Ya lo dice el refrán: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Un párrafo o dos es más que suficiente. ¿El motivo? Porque la capacidad de síntesis es algo muy valorable en esta red social.

¿Cómo enriquecer el extracto?

Adjuntando presentaciones o enlaces, mencionando especialidades o facilitando un correo de contacto, por ejemplo. Si además quieres ganar visibilidad, utiliza las palabras clave de tu sector para sumar puntos y aparecer en los primeros puestos de los motores de búsqueda.

¿Qué debería evitar?

Redactar un extracto en tercera persona resulta distante y confuso. ¿Qué impresión crees que causa hablar de ti mismo como si fueras otro individuo?

En definitiva, el extracto de Linkedin es una llamada a la acción; el foco de atención a través del cual se percibe cómo es tu figura profesional. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad? Si aún no has redactado tu extracto, este es un buen momento para hacerlo. ¡Ánimo!

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestGoogle+Email to someone

Periodista, Community Manager y Blogger. Especialista en redes sociales, marca personal y marketing digital. Desarrollo de estrategias y branding on-line de marcas, instituciones y profesionales. ¿Hablamos?